Donación Voluntaria

Radio María Uruguay, es una radio misionera que lleva una voz de esperanza y acompañamiento a muchas personas, a lo largo y ancho de nuestro país y se sostiene económicamente sólo con las donaciones libres, generosas y voluntarias de nuestros oyentes; confiando siempre en la Divina Providencia.


Con tu colaboración nos ayudas a pagar los gastos mensuales de todas las frecuencias, y del personal que trabaja en Radio María.


Agradecemos de corazón tu contribución, para seguir llevando el Evangelio a todos los rincones del país.  

Datos personales

Datos para la donación
Los montos están expresados en Pesos Uruguayos (UYU $)
CreditelVisa DébitoDinersLiderMastercardOcaVisa
El formulario que contiene esta página es seguro. Quiere decir que la información suministrada viaja de forma encriptada a través de la red. (SSL/TLS1.2)
Esta donación se procesará a través de la plataforma segura de
Donaronline logo color
en alianza con
Mercadopago

Organización
Large 6053f764 823d 4c2e a33a a517b3cf8a32

Radio Maria Uruguay

MontevideoUruguay

Radio María Uruguay, es una radio misionera que lleva una voz de esperanza a muchas personas, a lo largo y ancho de nuestro país. Se sostiene económicamente sólo con las donaciones libres, generosas y voluntarias, de nuestros oyentes confiados siempre en la Divina Providencia.

Radio María es una iniciativa que nace bajo el impulso del amor cristiano. Su objetivo es el de ayudar a las personas a buscar y encontrar el sentido de la vida a la luz de la buena noticia del evangelio de Jesucristo. A través de las ondas de la radio se propone llevar la reconciliación y la paz a los corazones, a las familias, a la sociedad. Radio María es “una mano extendida” que se le ofrece a todos los hombres de buena voluntad, para animarlos en las situaciones difíciles de la vida y mirar con confianza hacia el futuro. Su atención se dirige, de forma especial, a las personas que sufren tanto física como espiritualmente, a las personas solas, a los ancianos, a los pobres y a los encarcelados. En el respeto de las conciencias, testimonia el amor de Dios y la esperanza de la vida eterna.